Imagen: Pixabay

Imagen: Pixabay

La dislexia es un estilo diferente de aprender y percibir el mundo. Es el producto del pensamiento y la forma especial de reaccionar ante el sentimiento de confusión.

Las personas con un estilo de aprendizaje disléxico piensan predominantemente con imágenes, no con las palabras, y por esta razón tienen dificultad para aprender a trabajar con símbolos como las letras o los números. Cuando se confunden o se frustran empiezan a percibir el mundo de manera distorsionada y desarrollan bloqueos de aprendizaje que no les permiten progresar.

Las personas con dislexia pueden aprender a reconocer y controlar el estado mental que causa una percepción distorsionada de su entorno y así eliminar el problema. Del mismo modo necesitan aprender nuevos y más efectivos métodos para leer, escribir y mejorar la ortografía, entender la matemática y de esta manera poder superar los problemas en la escuela o en el trabajo.

El método Davis® permite que los estudiantes obtengan herramientas para controlar su percepción y eliminar la confusión. Los estudiantes aprenden un método para poder asociar con imágenes las palabras e ideas que no puedan procesar, de esta manera pueden adaptarse al sistema educativo tradicional.